Levantaron los molinetes del subte por un reclamo salarial

Levantaron los molinetes del subte por un reclamo salarial

Compartir

Metrodelegados del subte levantaron este miércoles los molinetes en las estaciones cabeceras de las seis líneas durante las horas pico en reclamo de la convocatoria a paritarias y amenazaron con un paro ante la falta de acuerdo con la empresa Metrovías.

La medida de fuerza se concretó por la mañana, desde las 7:00 hasta las 9:00, en las cabeceras San Pedrito (Línea A), Juan Manuel de Rosas (Línea B), Constitución (Línea C), Congreso de Tucumán (Línea D), Plaza de los Virreyes (Línea E) y Las Heras (Línea H).

En tanto, por la tarde, entre las 17:00 y las 19:00, realizaron la misma acción pero en las estaciones Plaza de Mayo (Línea A), Leandro N. Alem (Línea B), Retiro (Línea C), Congreso de Tucumán (Línea D), Bolívar (Línea E) y Las Heras (Línea H), según se informó.

Los referentes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), denominados Metrodelegados, advirtieron que la paritaria “está vencida desde hace más de 127 días” y reclamaron a la empresa concesionaria que convoque a una mesa de diálogo.

Roberto Pianelli, secretario general del sindicato, detalló que han “hecho tres aperturas de molinetes en tres meses” con el objetivo de llamar “la atención” para que los convoquen a paritarias.

“Hubo una sola reunión en marzo y nunca más hubo una sola reunión”, sostuvo el sindicalista en declaraciones radiales, al tiempo que remarcó que “es mentira lo que dice la empresa” de que hubo más encuentros.

“Si esto no tiene solución vamos a hablar entre todos para que no vulneren nuestros derechos”, agregó, dejando entrever la posibilidad de un paro del servicio.

Néstor Piriz, metrodelegado de la línea C, precisó en otra entrevista que buscan “cerrar con un porcentaje cercano al 35 por ciento porque la brutal inflación está licuando el poder adquisitivo de todos los trabajadores”.

Por su parte, la empresa Metrovías aseguró “todos los empleados del subte perciben desde enero de 2017 una suma no remunerativa a cuenta de la negociación paritaria”.

“En los meses de mayo y junio dicha suma, que era del 10 % de los salarios, se elevó al 15 %, y además con los haberes del mes de junio se abonó un monto extra equivalente al medio aguinaldo”, precisaron.

La concesionaria afirmó que “la negociación salarial se encuentra en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo porteña” y que la compañía “seguirá participando de todas las audiencias a las que sea convocada para este proceso”.

Además, la empresa calificó la medida de fuerza como “ilegal” y señaló que durante este tipo de jornadas “se suelen vandalizar dispositivos, ocupar instalaciones, y abrir puertas de emergencia para facilitar la evasión”, situación por la cual se “aplicarán las sanciones correspondientes”.