Corea del Norte anuncia que ha probado con éxito un misil intercontinental...

Corea del Norte anuncia que ha probado con éxito un misil intercontinental “capaz de alcanzar cualquier parte del mundo”

Compartir

Corea del Norte anunció hoy que ha probado por primera vez con éxito un misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés). De confirmarse, el régimen comunista podría llegar a alcanzar el territorio de los Estados Unidos, lo que fortalecería su posición a la hora de volver a la mesa de negociaciones. La noticia, dada a conocer a través de la televisión oficial, se produce a falta de pocos días de que de comienzo en Alemania la cumbre del G20.

El misil despegó hoy a las 9:40 hora local desde la base aérea de Banghyong, en la ciudad noroccidental de Kusong, y aterrizó en las aguas que se encuentran entre Corea del Norte y Japón después de haber recorrido más de 930 kilómetros, según informaron los militares surcoreanos en un comunicado.

Por su parte, el gobierno japonés aseguró que el proyectil permaneció en el aire 37 minutos, más que ninguno hasta la fecha, antes de caer en aguas de su zona económica exclusiva. Su primer ministro, Shinzo Abe, declaró que este lanzamiento “muestra claramente que la amenaza ha crecido”.

Según la televisión norcoreana, el lanzamiento del misil (que se llama Hwasong-14) logró alcanzar una altitud de 2.803 kilómetros y voló 933 kilómetros durante 39 minutos antes de alcanzar su blanco en el mar. “Kim Jong-un supervisó personalmente el lanzamiento y declaró su brillante éxito ante el mundo”, dijo la encargada de dar la noticia antes de mostrar imágenes del misil en pleno vuelo. De acuerdo con sus palabras, el país “tiene un misil intercontinental muy poderoso que puede llegar a cualquier parte del mundo“. Su afirmación contradice los informes emitidos en las horas previas por los militares estadounidenses, que decían que el arma probada era de alcance intermedio.

Un rango de hasta 6.700 kilómetros

Horas antes, el Ministerio de Defensa japonés aseguró que el misil “sobrepasó ampliamente” los 2.500 kilómetros de altitud y otros expertos ya avanzaron que el proyectil disparado era un cohete intercontinental. Para David Wright, de la Unión de Científicos Concienciados, “si los informes son correctos, este mismo misil podría alcanzar un recorrido de 6.700 kilómetros en una trayectoria estándar”, aseguró a la agencia surcoreana Yonhap, lo que le permitiría “llegar a Alaska”.

La última prueba de misiles de Pyongyang tuvo lugar el pasado 8 de junio, cuando el ejército norcoreano disparó varios cohetes contra navíos desde las proximidades de la ciudad costera de Wonsan y que recorrieron una distancia de unos 200 kilómetros. Según los medios del país comunista, estos proyectiles les permitían golpear a los barcos estadounidenses y surcoreanos “a voluntad”.

Si aquel ensayo tuvo lugar tan solo unos días después de que la ONU ampliara las sanciones contra Pyongyang por su programa armamentístico, el de hoy se produce poco antes de que los líderes de EEUU, Corea del Sur, China y Japón se reinan en el marco de la cumbre del G20 que se celebra este fin de semana en Alemania para discutir cómo frenar las ambiciones militares del país asiático.

Precisamente, este fue el tema estrella de las conversaciones telefónicas que ayer lunes mantuvo el presidente estadounidense, Donald Trump, con los líderes de Japón y de China, que reafirmaron su compromiso por conseguir una península coreana desnuclearizada.